31 consejos para usar las herramientas de Twitter en tu negocio

Lleva a cabo estos 31 consejos para usar las herramientas de twitter, y en un mes estarás usando Twitter para mejorar la imagen, aumentar el alcance y ganar autoridad en tu negocio o empresa.

Todos sabemos del valor de Linkedin para las ventas B2B, el marketing, la prospección de mercado o para los emprendedores en general… Pero Twitter se está poniendo a su altura en este campo y desde aquí vamos a compartir algunas de las últimas estrategias, tácticas, herramientas y buenas prácticas de la red de microblogging.

También te puede interesar:

Por cierto, si tienes tiempo, te vamos a recomendar un libro, el de Darren Rowse, de Problogger: 31 Days to Build a Better Blog. En él, te ofrece una tarea diaria para mejorar el uso de Twitter, aplicable para quienes dicen que no tienen tiempo de mejorar sus redes sociales.

Empezamos

1. Piensa: ¿para qué estás usando Twitter?

Hay quien usa Twitter o las redes sociales para construir la marca de su empresa o generar leads. Algunos bloggers usan esta plataforma para compartir su trabajo y ver sobre qué están escribiendo otros. O también quien se informa o se dedica a ver qué cuentan sus conocidos o los famosos.

Definir qué quieres te ayudara a decidir a quién seguir y que información te interesa compartir en tus tuits.

2.  Céntrate en lo que apasiona

Cada segundo, hay millones de usuarios twitteando cientos de miles de píldoras de información. Es fácil verse sobrepasado y perderse en el ruido. Es preferible que no trates de abarcarlo todo y te centres en lo que te interesa

No quieras saber de todo sin saber de nada: quédate con lo que te apasiona, lo que además te permitirá ganar autoridad e interés entre aquellos que tienen intereses similares. En caso contrario, vas a atraer seguidores sin relevancia, si es que atraes alguno.

3. Define tu marca

Una vez aislados tu propósito y tu área de interés, define cómo quieres que te vea el mundo de Twitter.

¿Quieres especializarte en un tema para atraer a una audiencia específica? ¿O tal vez quieras ser más genérico, twitteando sobre diferentes materias? ¿Van a ser tus tweets divertidos e informales o te vas a central en un contenido muy profesional? ¿Tienes por meta ser un generador de opinión o famoso? Las respuestas te orientarán sobre a quién seguir o qué twittear.

4. Define tu estrategia, ¿se trata de comunicar?

Si tienes por meta influir, promover o vender, deberías desarrollar una estrategia basada en la comunicación: vas a querer generar atención, para lo cual vas a tener que twittear, enviar mensajes directos, relacionarte con otros usuarios y centrarte en conseguir información del mundo Twitter.

¿Escuchar?

Si usas Twitter para mantenerte al día, para aprender, dar servicio al usuario o hacer análisis de mercado, deberías tener una estrategia basada en escuchar. Vas a querer decidir quién provee el contenido que te interesa y seguir a estas cuentas. También te van a interesar las herramientas de filtro, entre las que podemos situar los hashtags y las listas de Twitter.

5. Aprende a usar Twitter

Sí, parece que este consejo es un tanto evidente y llega tarde, pero no deja de ser fundamental.

Entra en Twitter y crea una cuenta, entonces aprende la jerga de la red: tuit (o tweet, si nos ponemos anglosajones); repostear/repost; retuitear/retweet (RT); trending topic (TT)… Fíjate en que la estrella sirve para convertir un tuit en favorito (una estupenda forma de reconocerle el mérito a quien envía contenidos interesantes). Explora: a ver quién está en Twitter y qué se cuenta la gente. Relaciónate (recuerda que estás en una red SO-CIAL).

6. Usa un nombre o identidad adecuados

Cuando te estés dando de alta vas a necesitar un nombre para que la gente te etiquete y mencione, en definitiva, tu identidad en Twitter. Lo ideal es que uses tu nombre: @FulanoGarcia. Si este estuviera reservado, añade aquello que te gusta: @FulanoGarciaEscribe, o algo similar. El nombre de una empresa sigue las mismas pautas. En definitiva, elige lo que vaya contigo o con tu negocio.

7. Usa una foto buena

Pon una buena foto de carné tuya, o un logotipo para tu negocio. Esta imagen se mostrará en tu página de perfil y al lado de cualquier comentario que envíes. Te interesa que te reconozcan: que la imagen sea nítida y bien iluminada con la cara –esto último es sólo recomendable- bien centrada. No te interesa compartir espacio con otros objetos en la foto.

Si en lugar de fotografía utilizas un logotipo, trata de que no se base demasiado en las palabras o será muy poco legible debido a lo pequeño de la imagen. El formato puede ser jpg o PNG, de no más  700 Kb. En todo caso, Twitter reformatea las imágenes de perfil y las que acompañan a la izquierda a los tuits.

Para cambiar la imagen de perfil, haz clic en el icono de la rueda dentada de la parte superior de la página y selecciona “editar perfil”. Junto a la imagen selecciona “cambiar foto” y “subir foto”. Ahora basta con que elijas cómo quieres que te vean.

8. Encuentra tus keywords

Usa Google Keyword Tool para encontrar qué palabras clave le sirven a tu empresa o mercado. Diversifica las keywords: pesca en el río, no caves un pozo y toma el tráfico de donde ya existe, no pretendas generar nichos que no sabes si van a cuajar. Es mejor saber de las keywords que, incluso, sobre las hashtags. De hecho, un hashtag no es más que una etiqueta que te puede ayudar a ganar visibilidad.

9. Investiga e identifica tus hashtags

Nos encontramos ante una herramienta que hace las palabras más fáciles de buscar. Para crearlas, pon una almohadilla (#) pegada antes de una palabra. Estas palabras especiales permiten a los usuarios acceder a una conversación más amplia en Twitter, descubrir de qué se habla y decidir en qué charlas quiere que lo vean. También ayudan a poner en contacto a usuarios con intereses similares.

Eso sí: no abuses y pon un máximo de dos hashtags por tuit. Son prácticas para que encuentren tu comentario, pero en exceso molestan y le hacen perder valor.

Cinco herramientas para ayudarte a buscar hashtags

Twitter Toolbar: te permite buscar términos, keywords y gente con sólo escribir en la barra de herramientas de la parte superior de la página de Twitter. Un ejemplo: si te dedicas al marketing prueba a poner #marketing o palabras relacionadas que hayas extraído con Google Keyword Tool.

Si quieres ver tuits en torno a un tema, escríbelo en la caja de búsqueda. Supón que quieres saber de marketing online. Pues escribes en este lugar #MaketingOnline y todos los envíos con esta etiqueta se desplegarán.

Por cierto, antes de seguir adelante, vamos a mencionar Hashtags.org, que provee investigación para ayudar a las empresas a mejorar sus estrategias en las redes sociales. Como herramientas de análisis para los tuits o hashtags, pongamos Topsy, Twitter Reach o Social Mention.

10. Usa Wordsmith en tu perfil con keywords de búsqueda atractivas

Cuando hayas decidido por qué usas Twitter, a qué audiencia te diriges y terminado de configurar tu cuenta, querrás que te vean. Incluye las palabras clave en el perfil de Twitter.

11. Publica tu identidad de Twitter en otros medios

Pon tu identidad (ID) de Twitter en, por ejemplo, la firma del correo electrónico, al final de tus artículos o en cualquier lugar que sea factible colocarla. De esta forma, sabrán que estás en la red social y será más fácil encontrarte. Por cierto, una forma estupenda de hacer crecer el número de seguidores es comenzar por conectarte de varias formas con gente a la que conoces.

Construye tu red

12. Busca a quién seguir

Échale un vistazo a herramientas de Twitter como TweetAdder o Tweepi que te apuntaran a quién te conviene seguir o quien te interesa que te siga. La mejor forma de construir una buena red es centrar tu contenido en esos que quieres que te sigan y hacérselo realmente interesante y valioso. Cualquiera de las dos herramientas que hemos mencionado es perfecta para ello. Y añade a la lista Twitonomy –que te ofrece análisis- y Twtrland, que ofrece inteligencia social.

13. La primera regla del seguimiento

“Yo te sigo y tú (espero) me sigues”. Este es, con mucho, el modo más habitual de conseguir seguidores. Eso sí, piensa que Twitter pone límites al número de usuarios a los que puedes seguir: Cada cuenta puede seguir hasta a otras 2.000. A partir de aquí, puedes seguir a más gente según el número de seguidores que tengas (aunque la proporción no se ha hecho pública).

14. La regla de favorito-seguidor

“Yo convierto tu tweet en favorito y tú me sigues”. De esta forma encontramos seguidores interesados en lo que ofrecemos por el método de descubrir sus intereses a través sus tuits (o keywords/hashtags…). Lleva más tiempo, pero el seguimiento se hace por interés e implica más a ambos usuarios.

15. La regla de la oferta-seguidor

“Sígueme y yo te doy algo”: información, un libro electrónico… Asegúrate de dar algo que tu audiencia va a apreciar y ponle fácil acceder al premio que se hayan ganado.

16 La regla del fan-seguidor

“Si sigues a los famosos, te enviarán tuits sobre ellos mismos”. Se supone que si sigues a esta gente es porque quieres saber de ellos. Twitter ha ayudado a este mecanismo ofreciendo las direcciones de sus perfiles en el proceso de registro en la red social.

17. Elige tus listas

Las listas de Twitter te permiten escuchar conversaciones relevantes, identificar a quien es influyente y filtrar el ruido para poder centrarte en la gente y los temas que te interesan.

18. Tienes dos orejas y una sola boca

Saca conclusiones. Escucha antes de hablar. Es mucho mejor escuchar (leer, vamos), al menos el doble de lo que tuiteas, si es que quieres una buena cantidad (y calidad) de seguidores, implicados y orientados hacia tu propósito e intereses.

19 Escucha con Topsy

www.Topsy.com es un motor de búsqueda que te permite ver si hay alguien escuchándote o le importa lo que cuentas. Puedes ver los últimos resultados de Twitter en el intervalo de tiempo que más te convenga a través de una gráfica. Tampoco deberías perderte TinyTorch, una muy interesante herramienta que te permite encontrar contenido social relevante en tu sector.

20. Tres herramientas más

Usa Tweetdeck o HootSuite para escuchar la conversación sobre ti, tu empresa o tu sector. Los oyentes profesionales van un poco más allá y usas Radian6.

Empieza a comunicar

21. Crea contenido relevante y original orientado hacia tus metas

Crea contenido informativo y ameno. Escribe de noticias de tu sector, sobre todo si estás en posesión de la primicia. Mantente en la cima de las tendencias y ofrece comentarios relevantes. Si alguien lanza una un investigación novedosa en el sector, escribe sobre ello; pero no lo reescribas, aporta algo de ti y de tus conocimientos en el campo.

En este sentido, debes combinar sabiamente el contenido breve de los tuits con el largo de los artículos del blog.

22. Resume y compila el mejor contenido para tus propósitos

Comparte actualidad, análisis y estadísticas en 140 caracteres o menos –mejor alrededor de 100 para dejar sitio a enlaces y hashtags que harán tu tweet algo más atractivo y viralizable. Usa las listas de Twitter para crear contenido relevante, haz búsquedas por keywords…

23. Dedícale tiempo a los titulares (con keywords)

Los titulares son los que tienen el mayor impacto a la hora de que la gente lea y comparta tus contenidos. Aquí van algunas fórmulas que suelen dar muy buen resultado:

Listas: Los titulares que incluyen un número suelen funcionar muy bien. Por ejemplo: “7 razones para incluir números en los titulares”

Cómo…: Estos títulos prometen un beneficio a tus lectores: “Cómo escribir un buen tuit”.

Refiérete a un líder: entendemos por líder a una persona o empresa famosa y de referencia en el sector. Sería algo así como: “Los secretos del éxito de Mark Zuckerberg”

Incluye palabras clave: Si quieres darte a conocer por tu labor de productor de contenidos web usarás algo como “Los 6 secretos de Google que cualquier escritor debería conocer”

24. Sigue tuiteando

Reenvía tuits con el mismo contenido desde distintos  ángulos. Hazlo a distintas horas del día para que los lean en diferentes zonas horarias. Vamos a ver eso de los “diferentes ángulos” con un ejemplo:

Usa estadísticas relevantes y llamativas: “El 20% de los contenidos reciben el 80% de las visitas”

Personaliza los tuits usando la segunda persona del singular “Las mayoría de tus visitas provienen de una pequeña parte de lo que publicas”.

En este sentido, entrégate a tu creatividad.

25. Cambia los tuits de día y hora

El estudioso de los social media Dan Zarella afirma que la mejor hora para tuitear si quieres que te retuiteen es el viernes a las nueve de la noche hora española, al menos en Estados Unidos, en cuya Costa Este son las cuatro de la tarde. Por supuesto, es un estudio realizado en Norteamérica y no del todo extrapolable al resto del mundo.

En todo caso puedes usar Buffer para programar tus tuits. Prueba distinto días y horas. Monitoriza el impacto mediante la pestaña de análisis de esta aplicación. Esto te permite identificar patrones entre tus seguidores. De este modo, haz tus publicaciones en las horas que resulten óptimas (¡sin olvidar los fines de semana!). Las palabras clave son “prueba y monitoriza”.

26. Asocia Twitter con otros medios

Crea experiencias dinámicas para tu audiencia incluyendo, por ejemplo, imágenes y vídeos. Aquí van algunas herramientas:

Twitpic: Créate una cuenta en twitpic.com, sube fotos y compártelas fácilmente con tu audiencia de Twitter.

Yfrog: un servicio similar al anterior

Vídeos de YouTube: Si pegas la URL en un tuit, tus seguidores podrán verlo desde Twitter sólo con clicar en el enlace “Ver contenido multimedia” que aparece en tu tuit.

AudioBoo: Créate una cuenta y comparte links de audio de forma muy, muy intuitiva.

Twitter, por sí mismo, podría calificarse de “pasivo”, pero es fabuloso para crear y compartir conocimiento así como para iniciar conversaciones. Es por eso que es recomendable asociar Twitter al correo electrónico, Linkedin, a las conversaciones del móvil… Y hacerlo ya.

27. Retuitea el mejor contenido

Cuando veas algo digno de retuitearse, hazlo. Esto significa que estás compartiendo con tus seguidores algo que alguien ha considerado digno de compartirse. Retuitear te reporta, de un lado, hacerte amigo de otros líderes de opinión en Twitter; y por otra parte mostrar a tus seguidores que eres un miembro activo de tu comunidad virtual.

Para retuitear (es fácil, pero no está de más decirlo, por si acaso), haz clic en el botón correspondiente. El tuit aparecerá en el stream de tus seguidores tal y como se publicó el original (la apariencia es la misma que si siguieras al creador del tuit), sólo que en la parte inferior aparecerá un mensaje diciendo quién lo ha retuiteado.

Otra forma de hacerlo es clicar en responder, copiar y pegar y escribir “RT” al principio o una arroba antes de la ID del emisor original. Tuitéalo. Esta vez parecerá que eres tú el autor en las pantallas de tus seguidores. La ventaja es que estéticamente favorece la creación de tu marca. Pero, ¿hasta qué punto es ético, pudiendo reconocer mucho más claramente la autoría original?

28. Manda mensajes directos: es una fenomenal forma de comunicación

Son mensajes uno a uno, en contraposición con los que se envían “al aire”. Por lo tanto son de naturaleza mucho más personal y ayudan a crear relaciones mucho más fuertes, así como a transmitir mensajes más importantes.

Hay dos tipos de tuits directos:

At-reply: pincha en el botón de responder de un tuit. Escribe tu mensaje en la caja emergente y clica en tuitear. La respuesta aparece en la línea de interacciones de esta persona, lo que implica que es más probable que la vea que cualquier otro tuit. Recuerda que tus seguidores pueden ver tu at-reply en tu línea de Twitter.

Y los mensajes directos: en este caso, será sólo el receptor el que pueda leer el mensaje. Haz clic en el sobre junto a la rueda dentada gris, selecciona “Mensajes Directos” y crea tu mensaje. Sólo lo verá el destinatario en su buzón de entrada.

29. Usa buenos #hashtags

Los hashtags organizan los tuits por categorías, lo que hace más fácil que otros a quienes les interesa el tema den con tus mensajes. Convierte las palabras clave por las que quieres que te encuentren en hashtags poniéndole la consabida almohadilla delante… #escritor, #blogger, #contenidosweb… Pero recuerda diversificar: pesca en el río, no caves un pozo.

Encuentra hashtags que ya existen, con mucho tráfico y búsquedas, usando la caja de búsqueda. Echa un vistazo a la lista de tuits haciendo clic en el hashtag que lleve un tuit. Es también buena idea crear hashtags para cada evento o presentación que hagas. Y, hablando de presentaciones, pon tu hashtag en la parte inferior de cada transparencia del power point para que la gente lo vea y tuitee durante la exposición.

30. Incluye tus tuits en Facebook, Linkedin y blogs

De esta manera llegará a más audiencias en otras redes, cuando lo que hayas dicho sea apropiado para ellas. También puedes incrustar los tuits en tu blog o web. Par ello, haz clic en la parte inferior derecha del tuit, en Más, y selecciona “Insertar Tweet”. Copia el código y pégalo donde te convenga.

Comprueba si funciona

31. Revisa dónde te encuentras

Para ello, puedes usar herramientas del tipo Klout.com, Peerindex.com, Kred.com, Wefollow.com… La influencia que tienes en los medios sociales es importante, claro que sí. Quizá la herramienta más útil e importante en este sentido sea Klout. Crea y configura una cuenta, de modo que puedas observar tu influencia -mediante una puntación entre 1 y 100-.

Ayúdate de estos consejos y en un mes (más o menos), nos cuentas…

Alfonso Gascón

Sobre el autor: Alfonso Gascón Díaz

Fundador Design Yourself - Branding, Diseño / desarrollo web y consultor en estrategia y posicionamiento SEO. Ayudo a las empresas y emprendedores a mejorar y aumentar su presencia en internet. No dudes en contactar conmigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *