El derecho de la empresa tecnológica

Aquí comienza nuestra aventura.

Afortunadamente, las nuevas tecnologías nos permiten tener un espacio como este para compartir conceptos, opiniones y actualidad sobre los asuntos legales que tanto conciernen a aquellos interesados en el mundo de la empresa en general y el de la empresa tecnológica en particular.

Este será un foro abierto donde el autor lanzará una idea al aire esperando que sus lectores la recojan, le den su visión particular y la vuelvan a lanzar para que otros muchos hagan lo mismo.Se trata de participación, de intercambio de conocimiento, donde no existe una verdad absoluta, sino ideas fuertes y firmes creadas entre todos. Poco a poco iremos creciendo a través de un debate fresco, sano y activo, que proporcionará a todo aquel interesado en el derecho de la empresa unos argumentos sólidos que le permitan afrontar con mayor seguridad el competitivo mundo que nos espera ahí fuera.

Mi agradecimiento al equipo de DesignYourself por ofrecernos este pequeño hueco virtual para expresarnos con total libertad.

Bienvenidos a todos.

Adrián Dueñas,
Editor DesignYourself Legal.

—————–

¿Qué es el derecho de la empresa tecnológica?

Esto empieza ya y lo vamos a hacer siguiendo el camino indicado. Centraremos nuestros esfuerzos en el derecho de la empresa tecnológica y, para ello, tenemos que explicar primero cada una de las tres patas que sostienen este concepto.

Empecemos por el derecho. ¿Qué nos sugiere dicho término? Mejor no acudir en este caso al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española porque diferencia hasta veintiocho significados distintos. Recojamos entonces los más frecuentes. Del latín directus, podemos entender derecho/a como:

1. Recto, seguido, sin torceduras.

2. Aquello que se considera justo o legítimo.

3. Lo correcto, cierto o razonable.

4. Dirección correspondiente al lado derecho.

5. Círculo de personas que profesan ideas conservadoras.

6. Ciencia que estudia el conjunto de normas y principios que regulan las relaciones humanas en una sociedad.

derecho de la empresa tecnologica

Precisamente es esta última acepción la que más se aproxima a la idea de derecho que aquí nos interesa. Entendámoslo como ciencia, es decir, conjunto de estudios realizados sobre una materia, en este caso las normas y principios por los que se relacionan las personas dentro de una misma sociedad.

El derecho va de normas, que se agrupan y forman leyes, siendo de aplicación para la ciudadanía, es decir, son obligatorias. En este sentido se diferencian de las normas morales, las cuales no tienen tal carácter obligatorio.

El derecho empresarial

Dentro del concepto global de derecho, encontramos distintas ramas del mismo. Así, tenemos el derecho constitucional, civil, penal, de la empresa, seguido de un largo etcétera. Esta última rama, el derecho de la empresa o empresarial, será el objeto de estudio de este blog.

derecho internet

El derecho de la empresa, empresarial, mercantil, societario –o como quiera llamarse- recoge las leyes, usos y principios que regulan las relaciones entre las personas y las empresas o entre estas últimas entre sí, o lo que es lo mismo, los intercambios comerciales. Lo que nos interesa aquí es conocer cuáles son las normas, procedimientos, límites e incluso recomendaciones que han de seguir quienes se enfrenten al difícil camino de crear o mantener una empresa. Hay un amplio recorrido en este sector, por lo que iremos desmenuzándolo poco a poco.

El derecho del siglo XXI

Si bien trataremos la empresa en general, nos centraremos especialmente en el, cada vez más relevante, campo del derecho de la empresa tecnológica. A nadie se le escapa la importancia que han tenido, tienen y seguirán teniendo las nuevas tecnologías en nuestro día a día. De hecho, sin ellas nadie estaría leyendo estas líneas.

Tecnología, el futuro

Muchos empresarios ven en la tecnología una tierra por conquistar. Focalizaremos, pues, nuestros artículos en los aspectos legales de la creación de páginas web, redes sociales, páginas de afiliados, contenidos en streaming, así como agencias web e incluso cómo crear una tienda online.

Todo ello precisa del más absoluto respeto a las leyes, las cuales no se pueden ignorar en ningún caso.

Adrián Dueñas

Sobre el autor: Adrián Dueñas

Licenciado en Derecho y Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *